Saturday, January 21, 2006

 

la diosa mayaku


En trémula urdimbre caía la nieve. Musume contempló los crisantemos y pensó que las flores no abrirían por la escasa luminosidad. Sus padres dormían aún y ese día, sin presagios, sería uno más en la rueda del tiempo. El crujido de la puerta la inquietó. Gritaron hayaku!, kotchi da!, asoko! Y el último de los asaltantes la violó entre los crisantemos...

Una leve huella dejó en la nieve al regresar a casa. Ordenó las ropas de sus padres muertos. Buscó las tijeras para cortar los tallos de los crisantemos. Deambuló por las habitaciones sin reconocerlas. A la mañana siguiente, la sangre de Musume dibujaba un delicado surco en la nieve...

El 25 de diciembre, Musume habría dado a luz un hijo del último de los asaltantes. Muchos lo habrían adorado y llamado Musukosan o el Mesías. Pero los habitantes de los paraísos artificiales, marchitos y turbados, habrían seguido adorando a la diosa Mayaku o diosa blanca...

Comments:
este lugar se siente como un caldero. ¿qué cocinas? huele rico.
te agradezco lo que has hecho en hibakusha: has llenado de alegría ese lugar tantas veces amargo.
un abrazo, jo.
 
Muchas gracias por visitar mi Trans_Bitacora.

El comentario que hizo usted en uno de mis post un Post muy desafortunado y horroroso, puedo llegar a usted para leerle cuando necesito relajarme, muchas gracias.

Reciba un cordial saludo
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?