Tuesday, February 07, 2006

 

café Las babuchas del diablo


Él celebraba 19 años el miércoles 25 de octubre y ella cumplía años el lunes 12 de noviembre. Ambos eran de Escorpión y eso los había simpatizado y reír. Pero ahora ella se despedía para siempre: conviviría con el turco de la esquina Esmeralda. Jugueteó con sus dedos en las patillas rojizas del muchacho. Y bruscamente se marchó.

Rodrigo la vio perderse al cruzar la calle. Y, en el 12 de noviembre de su agenda, borroneó, hasta hacerla desaparecer bajo un azul profundo, la frase "regalo para Elenita en sus 42 años".

"Sí que fue una gran y hermosa carajada enamorarme de ella", espetó con desánimo.

Pidió otro café y arrugó la frente como signo de la primera perplejidad en su vida.

Comments:
Muy buen ritmo, conciso y seductor. Me enredó desde la primera línea y me gustó tenerme que resituar alternativamente en los 19 y 52.

Un aplauso abrazado!
 
Amigo, veo que has tenido muy buenas visitas. Os felicito e imploro que no os arredréis ante la tempestad.
Dr. Vicious
 
Gracias por visitarme... hay más.
 
Hermoso escrito. Sobre todo la sorpresa que das con el tema de las edades.
Gracias por visitarme.

Un saludo.
 
Las edades... periodos imprecisos. Los años superan muchas veces al amor, no deberia de ser, pero ayuda la vista.
Gracias por visitar mi blog y comentarme.
Nos seguiremos leyendo.
Una abrazo de hermandad!
 
Gracias por visitar mi blog. Leí sus textos, que me gustaron bastante, y me refresqué un poco.

Att.
Orlando.
 
el recuerdo, la memoria con perspectiva histórica calmada...

un abrazo!
 
Su primer desengaño y con esa edad...los que le restan.

Un saludo
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?