Saturday, March 25, 2006

 

sombrero negro


Un sombrero negro se desplaza por el tiempo buscando una cabeza. Y en el tiempo hay de todo: tarros de basura con estrellas extinguidas, la sombra de la ira repartiendo monedas y descalabros, payasos fracturados, soñadores con ojos vaciados de luz, calles del Bronx donde negritos juegan con un lucero, lenguas y caricias, prostitutas en un barrio de Harlem esperando al novio de la juventud con el anillo de bodas, disecadores de lunas, cuervos que picotean mandíbulas de rinocerontes azules, mestizos ambiguos pintándose los labios en lupanares de Marsella, arboledas perdidas en la bruma, hazañas de guerreros mongoles, navíos extraviados más allá de todas las memorias, cráneos de filibusteros, voces podridas como hojas de distantes otoños, tibetanos translúcidos, muchachas suicidas en el Sena, ventanas untadas de sombras, estudiosos de palimpsestos en Chorzow, beduinos huraños comiendo serpientes, olvidos y tulipanes, caprichos de mujeres perversas, tobillos añorados, viejas tumbas en los espejos, bellas pupilas de ranas y venados, tinglados donde canta la tristeza, peluqueras nostálgicas, perros hambrientos de huesos de luna, frenéticas batallas con pelotas de nieve en Estocolmo, discursos de mandriles al amanecer, amantes que se despiden en Tel Aviv-Jaffa...

Cae el sombrero negro, boca arriba, a orillas de un bosque. Y comienza a llenarse de mariposas.

Comments:
This comment has been removed by a blog administrator.
 
MENTECATO!!!

SI ESE SOMBRERO NEGRO HABLARA!!!

Un beso dominguero para usted y sus talentos

PETRA
 
Qué belleza Mentecato.
Ahora veo las mariposas que salen del sombrero, las orugas, las crisálidas, las hadas, las vírgenes que entregaron el corazón en un altar de sacrificios, las vestales, las palomas, las luciérnagas, las polillas del ayer, los ángeles extraviados, salen del sombrero a poblar de alas el Nuevo Mundo de la escritura. De la fatal escritura que no te deja en paz ni a sol ni a sombra... que no te deja olvidar los sueños, los amores, que te muestra los colmillos como un perro hambriento de luna, que te desafía a muerte por escrito.
 
Mentecato.
Es un sombrero muy viajero, más parece un sombrero patiperro.

Saludos.

Marco Antonio Sepúlveda
 
El poema es infinito…
Es el éxtasis maldito,
Es la maravilla cotidiana,
Está en los ojos del que ama,
Y también le alcanza a los cobardes…
Es sangrar en las mañanas,
Tomar el té algunas tardes.
Es revolcarse en una cama,
Cabalgar llorando lágrimas,
Cubrirse las mejillas, de miel y sales.

El poema está bendito…
Las prostitutas en los puertos,
Son las vidas, son los sueños,
Alcanza hasta para los mendigos
Que con sus sombras sobras
Alimentan los poetas
Y nosotros,
Montón de anacoretas.
 
El sombrero de la historia se dio vuelta por aquí y es como la caja de Pandora ¡y con estrellas extinguidas! Me encantó.
 
El sombrero de la vida, el bosque de los sueños... las alas de mariposas que nos transportan a ellos...

Saludos
 
This comment has been removed by a blog administrator.
 
Qué gusto leerte. Julio y Joaquín pululan por tu mente. Me gusta:)
Saludos
 
Me descalzo ante el sombrero!! antes y después de las mariposas...

Si de remover se trata... lo consigues!

Un abrazo posado en tu sombrero
 
Primera visita por aca. Me costó un poco entender el sombrero pero me quedó con la fantasía a la que me llevó, a orillas de un bosque llenándose de mariposas.

María Paz
 
Sombrero negro..
que huye del viento de la soledad.

Gracias por tu visita.. y te estare leyendo sombrero negro.

Un abrazo desde el ultimo lugar del mundo " chile"

exito

coti
 
voló el sombrero por encima de todas las cabezas. yo estaba allí en una de las líneas que con tanta belleza has escrito. no diré en cual. voló el sombrero , muy alto, encima de todas las cabezas. no se posó en ninguna.

saludos
 
Qué difícil escribir poesía en prosa y que no parezca cursi ni nerudiana. Creo que ya estoy comenzando a entender el estilo del poeta Mentecato.
 
Un largo derrotero y un final poetico para el mágico sombrero
Un abrazo
 
¡Qué lleno está el tiempo! Y fíjate que a veces se pierde... Yo creo que de puro agobio de apretados todos como sardina en lata que lo tienen.

Es bello tu cuento.
 
La mariposa como la otra cara de la moneda....la belleza en contraste con lo sordido del mundo el anverso y el reverso del sombrero cuando menos sugerente....como tus otras historias..
En mi "Arcón Magico" dejaré una narración que vi en sueños y que tiene que ver con Kur el joven fenicio.... por su puesto esta dedicada a ti.
Me gustó la habitación que me adjudicaste en el hotel de los lunáticos.. Gracias por considerarme una de tus amigas...tu tambien lo eres mio. Me gustan tus visitas....como ves despues de tanto silencio he vuelto parlanchina. Estoy contenta de poder llegar porfin a tu casa y charlar un rato sin intermediarios. hasta pronto. Un abrazo.
 
Mariposas!!!

Claro, tantas cosas que pasaron por ese sombrero... las mariposas como broche de oro.

que bonito!

un abrazo!

Loida!
 
Mira que recorrió muchas cabezas antes de caer..!
Siguen sorprendiéndome gratamente tus letras.
Muchos besos.
 
¡Mira que me gusta este post! Soy yo otra vez, pero firmo con cierta "variedad" ;-)
 
Mentecato: me fascina cómo escribes...ay,cómo aparecen mágicamente las mariposas al encuentro de este otro mundo...en donde siempre apareceré...
Bellísimo
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?