Tuesday, January 30, 2007

 

obstinados viajeros




Era 1939 cuando Clark Gable y Carole Lombard pasaron, en Oatman, su luna de miel en una habitación llena de cigarras.

Y polvorientos vaqueros reían en el bar.

En los años 50, el tiempo nacía (o moría) en el sucio asfalto de una larga carretera quizá hacia la nada. Queríamos viajar con la barba crecida, mascando tabaco, los zapatos carcomidos por la sal de las aventuras y con los ojos atravesados de sueños y luces de neón.

Queríamos conocer gente: vagabundos, guardavías, meseras, actores desempleados, cantantes alcohólicos, montañeses, boxeadores desdentados, bailarinas lascivas, palafreneros, magos enamorados, pescadores, tipógrafos errantes, siameses, rameras, indios nostálgicos...

Principalmente gente loca.

La gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas, decía Jack Keruac.

El final (no nos importaba en absoluto) era talvez el fondo de uno mismo. O las distantes montañas, o los cultivos de calabazas, o los andenes bajo la lluvia, o los salones de baile, o los muelles a China, o los billares, o los rodeos, o la playa de los pelícanos, o el destartalado café donde una irlandesa lloraba, en trance, su mortecina juventud.

El viaje era el espejismo amado.

Y los trenes irradiaban la belleza de los vastos paisajes.

La búsqueda sólo tenía sentido junto a la gasolinera-cruce de todos los caminos.

A Oatman, el antiguo pueblo minero, llegaban obstinados viajeros que se convertirían en mitos y poemas de viejos escritores.

Todavía suele verse, en días luminosos, a Jack esperando un camión para continuar su ruta por el entrañable asfalto.

Y las cigarras cantan.


----------------


(A Jack Kerouac, poeta estadounidense)

Comments:
huele a historia antigua don mentecato, a polvo y a coches a caballos, precioso!
 
Y a mí que me da que le gustaría...

A mí lo hizo y me voy entre remolinos amarillos que arrastra el viento
 
¡Qué maravilla volver a escucharlo Mentecato!

Se ha puesto entonces su gorra de viajero alucinado para este cuento de carreteras.

Feliz su lectora impenitente
Therese
 
Bellísimo texto, Mentecato. Un placer. Ema lo abraza.
 
Vuelvo: ... su texto me gustó, Mentecato, porque habla de la fundamental ruralidad de EE.UU. cuyas únicas grandes ciudades festonean los bordes, dan al agua, están en las orillas. Atlanta es un pueblo grande invadido por esa misma ruralidad que todo lo traspasa. Su texto es como una "road movie" hecha escritura. Su circuito se compone de polvo, largas carreteras, vaqueros, vastos paisajes, gasolineras a lo Hopper (claro), gente loca. Y loca porque está instalada en tamaña soledad en tan temible extensión (Sarmiento hubiera podido decir que el mal de USA es la extensión... y si no lo dijo lo pensó).
Un gran abrazo,
Ema
 
Conmovedor intento de salvación.
 
Dísculpeme que me entrometa, estimado Anónimo, pero me gustaría saber a qué se refiere con "intento de salvación"... ¿salvación de qué? Le agradezco. Ema
 
En el camino.... por el camino mismo; perderse en la locura de salvarse, del tedio, de la resignación, de los lugares comunes y arder hasta la última pavesa...

Alegria de que vuelvas a nuestro pequeño pariso donde soñar y bailar hasta la madrugada es posible....

Varios besos para ti
 
Pasaba de visita por su casa, Mentecato, a buscar más historias.

Hasta pronto
 
Qué maravilla encuentro, me alegro de haber pasado por aquí a saludar y poder leer este nuevo texto.

Besos y abrazos mi queridísimo amigo.
 
Un hermoso retrato de tiempos pretéritos... Con sabor a salvaje oeste, a volutas de humo espeso, a melancolía...
 
hermoso y lleno de encanto y melancolia
quien no ha querido perderse en la vida, vivirla llena de encanto
tomar ese viaje que todos soñamos
mi lindo amigo gracias por tus saludos en Lagrimas, desierto y oasis que tantas veces vivimos
un abrzao muy grande y deseo que estes muy bien
posiblemente pueda ir la proxima semana a ver el encanto del mar, y pasear por cada espacio
ademas ver a mis padres
te dejo mi cariño y un gran abrazo
besitos y cuidate



besos y sueños
 
Hermosísima evocación, mentecato.
encantada de leerte.

un abrazo!
 
Don Mentecato: necesito su mail para enviarle una invitación para las ventanas, cambie de modalidad y quisiera invitarle. Te espero!
 
Que no dejen de cantar las cigarras, en ningún tiempo...

Saludos
 
dan ganas de partir,
de calzarse las botas
y empezar el camino ,
de dejar atrás la monotonía
de los lugares comunes
y de los días iguales a sí mismos
de dejar detrás solo una humareda de polvo
de conocer a toda esa gente que has nombrado
de partir,
al leerte
dan ganas


abrazos,. mentecato
 
Buena historia evocando pedazos de nostalgia de los que aún conservo en mi arca del tiempo.
Un abrazo.
 
Muy hermoso lo que dijiste en animal cautivo. Como dirían algunos de mis ancestros: mazal y miel para vos.
abrazos,
Ema
 
y pues yo ire a buscar
mariposas ilusas

ay Mentecato
un gusto, tu siempre
dando saltos ligeros
en mi pagina

un gran saludo
desde mi nebulosa

estamos en contacto :)
 
leerte me hasen ir en pos de mis recuerdos más añejos... y salir en pos de nuevos
 
Saludos y abrazos para usted Mentecato.
 
Mentecato querido, por aquí ando de nuevo. ¿Cuándo tendremos más historias? Pasaré más seguido a ver si encuentro tesoros.

besitos
de su admiradora
 
Tiene que cambiarse a Beta!!!!
 
Bueno ya ves Therese Mentecato nos hizo pensar que volveriamos a tener nuestra ración de belleza semanal...pero no...solo era un caramelito para tenernos un poco tranquilas y que no se nos subiera la tensión.....

Es que se fue de vacaciones? no volvio...? o se enamoró y no nos lo quiere contar..... hay que ver lo que se hacen de rogar estos señores....

Bueno no importa...te perdono la tardanza pero solo un par de dias más...

Besos silenciosos de invierno...sin palabras.
 
Sabes, mi querida y dulce Fortunata, que aunque estos hombres se hacen de rogar mucho, pienso que debemos darle una nueva oportunidad a nuestro Mentecato.

Llenarlo de flores, música y estrellas para ver si se conmueve ante nuestra súplica.

MENTECATO: queremos más historias!!!
es más, las exigimos, ¿cierto Fortunata?
 
La comunidad abigarrada de sus lectores le pedimos, querido Mentecato, que nos regale algo de sus palabras. No es una imposición, por supuesto, sólo un deseo colectivo muy sentido.
Un abrazo,
Ema
 
Tengo problemas técnicos para publicar.

Aprovecho el tiempo en contemplar durante todo el día cómo tiembla un clavel con el viento del océano.

Ayer vinieron unos amigos y me dejaron una botella de vino a la diestra: sin dejar de contemplar mi clavel, vi a unos enanos libar el vino.

Al irse, medio borrachos, eructaban mariposas...

Un abrazo desde mi clavel.
 
Mariposas azules que vinieron a posarse en mi charquito de lodo.......
 
Posdata: pasate por mi arcón y las veras volando.....


Nota para Therese...estoy en contra de las exigncias ...creo en el derecho a la libertad.... Pero si él nos quisiera un poquito haria todo lo posible por solucionar esos problemas tecnicos(no se lo digas a él pero suena a escusa, tampoco viene a vernos a nuestras casas)y escribiría historias que nos hicieran felices..... Debe ser por culpa de ese clavel rojo al que no le quita los ojos.....
 
Tienes razón, Fortunata, mucha razón.

Y me parece que la culpa fue del clavel ese. Mmmmmmmmm. Veremos
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?