Sunday, November 25, 2007

 

recuerdo

Recibí el libro "Poemas para ser cantados al alba", cuya autoría es de mi entrañable amigo Mario Guíñez. Al azar, escojo un poema:

Recuerdo

El jardín bordado de azucenas,
las violetas pintadas de acuarela,
la luna cruzando la montaña,
la lluvia que caía cristalina en el pasto,
el puente de piedra elevado sobre el río,
los pájaros que anidaban en el viento,
las manzanas endulzadas por el sol.


Hermano, hermanito,
¿recuerdas lo dulce que era nuestra casa
cuando éramos pequeños?



--------------


(Mario Guíñez, 1955, licenciado en Educación, oriundo de Peñaflor, Chile, localidad de huertos y cañaverales, y en donde las melodías de arpas aroman los rosales...)

Comments:
Es bonito sentarse bajo el jacarandá florido y dejar que lleguen las imágenes....
¿recuerdas hermanito?

Me quedo saboreando el dulce aroma de la infancia

Besos para ti hechicero de sueños
 
felicitaciones a tu amigo por el libro y hermoso poema que escogiste para presentarlo
gracias por tus saludos y tu compañia
te dejo muchos cariños amigo y que estes muy bien
mil besitos y cuidate


besos y sueños
 
Hermosos recuerdos, transformados en versos cantarinos. Abrazos
 
Ante todo muchisimas gracias por tu comentario! me ha gustado tu blog,espero también poder seguir leyendote más.
Un abrazo y saludos :)
 
Fragancia de otros tiempo, de otras nostalgias, de los mismos sueños.
Un beso caballero de magia, oriundo de la poesía.
 
Llovía como solo se puede al sur de Chile. De arriba para abajo de abajo para arriba y de lado. Ni los paraguas ni las botas. A un enemigo tan enorme mejor darle la mano. Pequeñas, una mucho más que la otra, con mi hermana caminábamos yo saltando y ella riendo de chapuzón en chapuzón. Éramos dos pollos mojados al llegar a casa. Mi dulce hermanita de puro frío, siempre azul. Nos sacábamos la ropa frente a la chimenea y al colgarla veíamos la nube de vapor emerger como un fantasma, mientras nos tomábamos la leche tibia y nos colábamos los pies dentro de las calcetas chilotas. No había una mejor sensación.
Hermanita hermanita, recuerda qué dulce se sentía entonces lo más simple?
 
Todos esos recuerdos de los que está hecha la infancia nos han sido arrebatados por los cementerios de asfalto y humo en los que vivimos. Los pisos no son lo suficientemente amplios como para construir hermosos recuerdos.
 
admirable . poder volver a aquel paisaje . ¿recuerdas hermanito?. enumerar cada detalle . todos los objetos y los árboles. regresar a un lugar tal vez transfigurado por la memoria frágil .buscarse allí . no perderse en el camino .

abrazos
 
Es hermoso recordar las propias flores y puentes que cada uno tuvo en su infancia. A veces necesitas de los demás para que te escarben en lo más íntimo de tu cerebro y vuelvas a sentir, soñar, recordar...
Gracias por tu amable visita
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?