Saturday, December 05, 2009

 

el hombre del sombrero verde


El hombre del sombrero verde que habla por teléfono en la caseta ubicada en la intersección de las calles Zabrze y Bydgoszcz morirá en 2 horas y 15 minutos más. La ciudad polaca resplandece después de la lluvia de la mañana (una bandada de charranes árticos vuela y se pasea en la perpetua luz del día. Están agitados. Un par de gaviotas hiperbóreas, ladronas de polluelos y huevos, las formidables depredadoras del Ártico, se acerca del este. Los charranes se defienden con ferocidad. Muestran sus picos rojos y se convierten en una nube de objetos cortantes.

El truco funciona. Las gaviotas pasan de largo y se dirigen tierra adentro, revolotean sobre un par de eiders con sus nidos en el suelo, una jauría de perros de trineo y un caribú solitario se alimentan en la tundra.

Es una típica noche de verano en Svalbard, un refugio totalmente atípico en el Ártico con una extraordinaria variedad de vida silvestre. Pocos lugares en la región circumpolar pueden compararse por su biodiversidad. Los osos polares prosperan aquí. Aproximadamente la mitad de 3.000 osos de la población del Mar de Barents cría a sus cachorros en las aisladas islas del archipiélago. Las aves marinas migran a Svalbard por millones. Cinco especies de focas y 12 tipos de ballenas se alimentan en estas aguas. Las morsas atlánticas también se alimentan hasta saciarse de las almejas que crecen en la plataforma poco profunda del Mar de Barents. En la tundra de las planicies y en los valles de Svalbard, los renos pastan y los zorros del Ártico cazan lejos de los depredadores.

Los caribúes aquí, como el lagópodo, se olvidan de los ritmos nocturnos que gobiernan la vida de la mayoría de los animales. Comen y comen y comen y comen, descansan un poco y vuelven a comer, independientemente de la hora.

Las ricas aguas que pasan junto a la costa también traen consigo una gran variedad de aves marinas cada año. En mayo y junio, cuando el hielo se retrae y la tundra se limpia de la nieve, más de tres millones de aves migran a Svalbard por la seguridad que ofrece para reproducirse y por la gran cantidad de alimento disponible.

Para los humanos es un lugar inhóspito, austero y despiadado. Más de la mitad de la masa de tierra está cubierta por hielo glacial).


El joven cierra la edición de abril de National Geographic y besa a su novia que regresa de su clase de música. Entran al café Hatshepsut en la intersección de las calles Zabrze y Bydgoszcz. Se casarán el mes venidero.

El hombre del sombrero verde termina su conversación telefónica y se aleja por la calle Bydgoszcz en dirección del puente Lesczinski, donde se reuniría con los conjurados en el golpe de Estado.

A orillas de la selva, los cazadores furtivos encuentran restos y huellas delatoras de un jaguar. Ansiosos, disparan desde una distancia demasiado lejana.

Y el hombre del sombrero verde cae con el cráneo destrozado...

Comments:
Triste final en la vida de un hombre por un motivo tremendamente injusto e ilegal.
Pero hasta cúando las muertes ilegales? Imagino que hasta que dejen de ser productivas economicamente.Qué tristeza!
Un beso
 
Este es un cuento que merece un comentario más profundo y detallado, amigo Mentecato. Lo intentaré en breves líneas.
A mi juicio el gran acierto reside en el uso del paréntesis, donde se contaría el verdadero cuento de la historia. Así, el y los personajes "humanos" pasan a ser secundarios en este mundo de animales, especie de nostálgica quimera.
Hay una leve confusión provocada por "el joven y su amada" y "el hombre del sombrero verde". Ambos hombres podrían ser la misma persona, pero creo que el autor descuida ese detalle.
La alusión al golpe de estado suena algo increíble, viniendo de una ciudad tan perdida como esa, pero le da sabor a la historia.
Es lo poco que puedo decir en tan pocas líneas.
¡Salud y eterna amistad!
 
Hola, pasando a visitarte y decirte que te dejo un regalito en mi blog, saludos :)
 
Todo ocurre a un tiempo el sombrero verde fue en otra vida un prado donde los girasoles se tornaban mirando el sol El hombre cuyo sombrero era verde. Era al mismo tiempo un jaguar que sobrevivía ocultándose del "animal hombre" todo vivido a un tiempo, presente, pasado y futuro están unidos por finísimos hilos. En el animal hombre no hay ninguna elevación. Sigue luchando, cazando, compitiendo, jugando al poder... mientras la vida podría ser y es, ese lugar maravilloso mucho más allá de la imaginación. Es un gran escenario el que nos pintas… todos somos la misma “cosa” “depredadores” Y no tenemos que ir a ningún lugar, ni nada que hacer excepto donde estamos y lo que hacemos ahora.

Bueno es mi visión seguramente nada que ver con tu texto.

Besos y amor
je
 
La naturaleza sigue su curso, es la ley de la supervivencia pero el corazón despiadado del hombre no entiende las leyes de este ciclo, solamente la suya.

Es mi interpretación.

Besitos
 
Hola visite tu blog http://riosangriento.blogspot.com y me resulto muy agradable,me encantaría que intercambiáramos links con una red de blogs que administro y de esta manera ayudarnos mutuamente a difundir nuestras páginas.
espero tu gentil respuesta.

muchos saludos

Maria Jose
delpilar1011@hotmail.com
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?