Sunday, April 25, 2010

 

y en los próximos instantes qué


Y en los próximos instantes qué: las incertidumbres, una isla con pájaros exóticos, otros universos, otras maquinarias desvencijadas, fertilidad, mariposas, asombros, cartografías sagradas con mensajes de amor, huesos de cigüeñas en extraños ceremoniales (te reconoceré, Claudia o Kiantei, en la nieve de Moscú o en los ojos melancólicos de los caribúes).

Tu mano en la multitud me hará señas. Y la nada se llenará de tus resplandores.

Habrá senderos circulares hacia diminutos planetas. Los inexorables desgarros de los ciclos. Sólo amplísimos espacios. Sólo la pasión. Sólo lo ingrávido para el tañido del mar y los secretos. Sólo la súbita caricia de la carne.

Maravilloso que existan los umbrales y las estrellas (fulgores que cualquiera puede recoger después de la lluvia).

Nunca más ausencias y a puñados los infinitos.

Y todo lo demás con el corazón enloquecido.

Comments:
Este instante eterno que aproxima el día y la noche, soles y lunas.

¿qué puede importar un próximo instante, si en este somos todo lo que somos?

que bello.

Besos y amor
je
 
Que belleza... hoy, realmente me encantaría recoger un umbral..

Te invito cordialmente a participar de un evento que estoy organizando, hay un posteo en mi blog, un besoo!!

Natalie
 
Un texto que adorna con todo su esplendor a una escritora admirable que alguna vez volverá para nuestro regocijo. Abrazos.
 
Y todo lo demás con el corazón enloquecido....

Besos querido amigo....
 
Qué gran poeta es mi amigo Mentecato. Uno alza el vuelo con solo abrir este puerto encantado.
 
¡¡¡Se me olvidaba!!!

Hoy fui a dejarte un libro. Quedó silencioso en la recepción esperando que lo encuentres ¡Despiértalo!
 
Hola, si el Carlos Ordenes es mi padre, la otra señora que tu dices fue su señora de antes en el 60 yo no existía, soy su ultima hija...
de echo creo que casi nadie sabe que soy su hija
 
Borges en su instante dice que no hay que esperar otro cielo, ni otro infierno...
Saludos Sr. Mentecato que gusto leerle nuevamente.
 
Ahora.

Un abrazo zen amigo!
 
Siempre.
Siempre es una palabra que me gusta mucho.
Tiene el adorno de lo eterno, la promesa que aroma, el compromiso, tiene propulsión propia.
Solo son capaces de reconocerse (en cualquier parte) dos que se han visto a los ojos y han descifrado (el uno en el otro) todos los enigmas y todas las constelaciones.
No cabe duda estimado, querido, recordado, adorado Mentecato.
Habrás de reconocer...siempre.
 
Cuantísima inspiración se ve aquí.
Precioso.
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?