Saturday, July 09, 2011

 

Ester


Cuando con Ester determinamos hacer el amor por primera vez, ambos cumplíamos 16 años. Nos desnudamos con miedo; sin embargo, presentíamos la belleza de la plenitud.

Al despertar, mi nieta Martina, de 5 años, me contempla con ojos chinescos y luminosos.

-Feliz cumpleaños, abuelo -me augura-. ¿Cuántos son?

-Son 73 años, Martina -le respondo, rascándome la barba cana.

La ciudad, una vez más, se llena de sonidos y olores cotidianos: el tranvía 15, el pan recién horneado, reyerta en el campamento de los gitanos, la triste amante del abogado Morelli baja apresuradamente las escalas, trueques del ropavejero, pasos en estampida de escolares y oficinistas, graznidos de pelícanos en la bahía.

13 de junio de 1945. "Contemplo desde la sala de clases cómo cae la nieve. Esta noche haremos el amor por primera vez. Me estremezco, pero será hermoso, muy hermoso", escribe Ester en su diario de vida.

Repentinamente esa noche, en mi habitación, un resplandor del tiempo al cual Ester y yo intentamos asirnos...

Comments:
Me gustó. Muy idílico.

Saludos.
 
Me alegra que haya vuelto a las andadas, amigo Mentecato, sobre todo con un texto tan poético y extraño como este. Como para releerlo, para indagar en las claves del relato.
dr. Vicious
 
Yo creo, amigo Mentecato, después de darle vueltas al relato, que tiene la gracia de la doble o triple interpretación, tan ajena a mis propios relatos (que sí admiten muchas interpretaciones, mas no con los argumentos, tan lineales y estrictos). En este caso conjeturo sobre dos historias paralelas pero también sobre los recuerdos de un anciano y su mujer de la primera vez que hicieron el amor.
Le ruego que me corrija, por favor.
Salud y eterna amistad.
 
Momentos fulgurantes a los que uno intenta asirse para levitar de los olores y sonidos cotidianos y sentir que aún seguimos vivos.
!Qué bueno poder leerle!
Un abrazo
 
Al llegar a esta casa, se corre el velo de la magia y me siento en la platea a disfrutar letra por letra. Hermoso hermano, y gracias por tus visitas. Abrazos.
 
Al llegar a esta casa vuelvo al hogar y a los no tan lejanos tiempos en que todos los que desucbrimos este mundo blog fuimos una familia.
Al llegar acá y leerte me transporto en el tiempo en un torbellino luminoso de letras que me invitan a ser testigo de una noche de amor con esta resplandeciente Ester.
Muy bello.
 
Mentecato! me has iluminado.
Te quiero.
Un abrazo
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?