Friday, November 25, 2011

 

la ciudad de los pingüinos


El aliento ígneo y alucinante de la negra me despertó. Había soñado con ranas y que el Universo era verde.

Al entrar, ella estaba sentada en una mesa del rincón bajo el cartel de los toros. Era una preciosa negra con ojos llameantes, a la que buscaría después de un mes para, algún día, desposarla. Me habló del vudú. De Bondye, la entidad sobrenatural última o Mawu, regenta del mundo sobrenatural inaccesible y ajena al mundo de los humanos por lo que, para comunicarse con nosotros, debe hacerlo con deidades intermediarias como el Barón Samedi, la Maman Brigitte o Damballa y otras. Me habló de los muñequitos de vudú y que yo sería un hermoso fetiche.

Yo había estado triste todo el día por la muerte de Amelia y había decidido emborracharme. Y ahora compartía mesa con la negra: su voz era seca y cavernosa, pero tenía un magnetismo irresistible; sus manos parecían garras de pantera; su cuello delataba venas que se hinchaban con cada palabra que emitía; sus senos se adivinaban henchidos de leche negra para todos los niños negros del mundo.

Pedí otra botella de licor. De pronto, quise besarla. Sus labios eran amargos y desprendían un fluido ácido. Me recliné en su hombro izquierdo y sentí que me creaban como fetiche para un ritual de magia negra en que me clavarían agujas en algún lugar del cuerpo y ese sería mi martirio o mi maldición de soledad para el resto de la vida.

Desde mi casa de la playa divisaba la isla mágica que habitaban focas y pingüinos. Observábamos con Amelia la nidificación de los pájaros niños, sus viajes y retornos. Y así transcurría el tiempo: ciertas formas de nubes nos anunciaban el invierno y las nieves eternas. Entonces, pasábamos en limpio las notas tomadas y escribíamos los documentos para su publicación.

Una noche soñé que partía a un lejano país de clima ardiente. Y allí estaba frente a la negra bebiendo y besándola. Participaba en una ceremonia vudú. Y un viejo esclavo reflexionaba en torno al destino del hombre: Padece, espera y trabaja para gente que nunca conocerá y que a su vez padecerán, esperarán y trabajarán para otros, que tampoco serán felices, pues el hombre ansía siempre una felicidad más allá de la porción que le es otorgada. Pero la grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es.

Subimos con la negra a las habitaciones de alquiler. El aliento ígneo y alucinante de ella me despertó. Había soñado con ranas y que el Universo era verde.

Al salir a la calle, la gente caminaba como pingüinos. Era un día esplendoroso y verde. Y yo comencé a saltar como rana...

Comments:
Relato plagado de imágenes y verdades, como la del esclavo reflexionando sobre el espíritu del hombre, o de la negra con su amante vudú. Anticipo que recibirá buenos y cálidos comentarios.
Salud y eterna amistad
dr. Vicious
 
Cuando la inspiración llega de tí, hermano mío, la palabra se hace canción y los colores se funden en el arco iris. Hermoso!!! Abrazos.
 
Si saltabas como rana, te recuerdo...

http://debohemia.blogspot.com/search?q=lluvia+croante

jajaja...bromas aparte me ha encantado este texto, porque más que leer veo...y eso me encanta...un abrazo
 
Te abrazo amigo y la noticia que me diste, me alegra mucho...volver a comenzar aunque sea un espacio pequeño..hay espacio nuevamente...avisame cuando viajaras, haber si coicidimos
Encantador como siempre...siempre sorprendes amigo
mi abrazo grande y feliz por la noticia, besitos
Verena
 
lindo mucha inspiración, pasando a visitarte, y esperando que diciembre sea un mes hermoso para ti, un abrazo
 
Hermano querido:

Que estas Navidades (aquellas de nuestra infancia tenían una magia inolvidable) te llegue con los mejores auspicios. Muchos cariños de Cecilia y una gran abrazo de tu amigo/hermano.
 
Me has llenado de fiesta y naturaleza, salto de alegría y puedo croar, soy libre...

Feliz navidad.
 
"La grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es".

Me encandiló toda esa visión alucinante. Me quedo en la isla mágica contando huevos de pingüinos.

Saludos
 
Junto con Cecilia te hacemos llegar todo lo mejor para el 2012. Un gran abrazo hermano del alma.
 
De pinguino a pinguino:
que el 2012 sea mejor para tí y para todos nosotros.

Un abrazo Chileno
 
felicidades tardías
con vestido de gala
y caminar oscilante
 
Al empezar a leer el post, me hiciste acordar a la película Magnolia.
La verdad es que sigues escribiendo tan bien como siempre, desde tiempos inmemoriales. Hoy recordé que extrañaba leerte. La vida, quizá, nos ha quitado tiempo para plasmar inspiraciones.
Un abrazo ermitaño desde la montaña.
 
Hermano: te mandé un correo avisándote de mi viaje a Santigo. Lo recibiste? Abrazos.
 
Va otro abrazo muy fuerte, hermano mío. Que andes bien.
 
Feliz cumpleaños querido amigo, que lo pase muy bien y reciba muchos regalos reales y virtuales.

Yo le envío salud, armonía, alegría y eternidad.

Abrazos.
 
Me pregunto si dejaría por un rato su ciudad de Pinguinos para ir a abrazar a una flor de opio que pretende un regreso...
 
jajaj

tan tuyo :)

Me gusto mucho, tanto tiempo, viejo amigo.

Y mirala a Kiantei ahi arriba

petra
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?